La primavera es época de gran cantidad de frutas y verduras

La primavera se hace presente. La acompaña el buen tiempo, temperaturas más agradables que invitan a todos a salir de casa y a disfrutar de la vida al aire libre.
La naturaleza, teñida ahora de colores, despierta un deseo de los niños por todo lo que se encuentra a su alrededor. Los niños preguntan, hablan, investigan, exploran, experimentan y tratan de encontrar sentido a todo lo que se refiere al medio ambiente

En todo este proceso el factor de la alimentación es muy importante, es la gasolina que va a poner en marcha el organismo de los niños aportándoles todo lo que necesitan.

En cada época del año existen unos alimentos propios de la estación, afortunadamente la primavera llega cargada de frutas y verduras de temporada, además de carnes y pescados en su mejor momento. La naturaleza es sabia por tanto estos alimentos serán los que necesite el cuerpo para afrontar los requerimientos primaverales.

Como hemos comentado comienza el buen tiempo y aumentan las salidas al aire libre, al parque, de excursión… todo ello exige nutrientes y ante todo, alimentos que aporten vitaminas y que sean ricos en agua para asegurar la correcta hidratación. Pero además la primavera es época de alergias y también es común que se presenten resfriados relacionados con ese cambio de temperatura, por lo que de nuevo será necesario que la alimentación se adecue a estas exigencias.
Entre las frutas y verduras encontraremos gran parte de lo que necesitamos. Es el momento de las frutillas y cerezas, son frutas muy atractivas para los niños y que le aportan gran cantidad de vitaminas, pero no son las únicas, ciruelos, piña, pomelo, peras, manzanas… la primavera es la época donde podemos encontrar la fruta más variada y sabrosa.

Algo similar ocurre con las verduras, las lechugas, tomates, pepinos, berenjenas, acelgas, espinacas, puerros,  guisantes están en su mejor momento. Ricos en vitamina B y C además de en minerales como el hierro, el calcio o el potasio, son lo que el niño necesita para fortalecer su sistema inmune, disminuido tras el largo invierno.

Carnes y pescados en primavera

En lo que respecta a carnes y pescados también hay especies más abundantes y sabrosas en primavera.
Teniendo en cuenta todo esto debemos elaborar un menú en el que tengan cabida el mayor número de alimentos de temporada posible. Se puede empezar el día con un desayuno en el que esté presente alguna pieza de fruta, para la comida no puede faltar una buena ensalada y en la cena un caldo de verduras o un puré aportará las vitaminas necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.